¿Cuáles son los beneficios del mantenimiento regular en las instalaciones eléctricas?

mantenimiento de instalaciones eléctricas domiciliarias

El cableado y dispositivos eléctricos de tus inmuebles están generalmente fuera del alcance de la vista, y es precisamente esta condición una de las razones por las que a menudo dejas de lado su inspección o mantenimiento. Sin embargo, los materiales con los que se estructuran las redes eléctricas sufren un desgaste con el paso del tiempo, y en consecuencia se ve reflejado este impacto en los aparatos y equipos que operan en estos circuitos así como en las personas que los manipulan.

Es por eso que si eres propietario de un negocio, edificio o una vivienda familiar y quieres garantizar la integridad de quienes los ocupan y la duración de tus equipos, seguramente que el mantenimiento rutinario de las redes eléctricas es un aspecto importante a tomar en cuenta como medida de seguridad y además como método de optimización en tu consumo de energía, lo que se vería reflejado en un ahorro en tu facturación.

Los 3 principales beneficios del mantenimiento eléctrico regular son:

1. El mantenimiento periódico en instalaciones eléctricas puede salvar vidas

Como ya dijimos, las redes eléctricas con el transcurrir del tiempo van sufriendo un progresivo deterioro, algo que es muy normal, como es el caso por ejemplo del cableado eléctrico, quien con el uso y el pasar del tiempo va perdiendo su capacidad conductiva generando mayores temperaturas al paso de la corriente, haciendo esto que el material aislante que los cubre vaya consumiéndose, pudiendo devenir en que los conductores entren en contacto entre sí produciéndose así un cortocircuito y posiblemente provocar un incendio.

Situaciones de riesgo como ésta y otras pueden ser evitadas con un correcto y oportuno mantenimiento o inspección periódica de las instalaciones, logrando así evitar accidentes que resulten fatales.

2. El mantenimiento eléctrico de rutina protege los equipos conectados a la red

Detectar fallas eléctricas de manera oportuna es otro de los beneficios del mantenimiento preventivo de las instalaciones eléctricas, lo que supondría evitar fallas por ejemplo de cortocircuito, producidas de igual manera por la pérdida del aislamiento en los conductores o cables de la instalación sumado a una posible inoperatividad de los sistemas de protección instalados, como es el caso de los interruptores termomagnéticos, no detectada igualmente por la falta de mantenimiento oportuno, haciendo esto que se produzcan sobretensiones y dañando o inutilizando los dispositivos conectados a este circuito.

Una razón más para considerar al mantenimiento eléctrico como un método de protección, en este caso de tus equipos y alargar el tiempo de su vida útil.

3. El mantenimiento eléctrico preventivo ayuda a reducir costos y facturación

El detectar fallas eléctricas de manera oportuna con un plan de mantenimiento regular en tus instalaciones, te permitirá poder evitar costos elevados innecesarios en reparaciones o en reemplazo de componentes que pudieron ser evitados antes de llegar a convertirse en problemas importantes. Además, los electrodomésticos que funcionan bajo condiciones óptimas de energía consumen menos, hecho que se ve reflejado en la facturación, mientras que los sistemas eléctricos más antiguos, sumados a un cableado defectuoso que originan pérdidas de energía, pueden consumir más y así mismo resultar en una mayor facturación.

Si estás buscando ayuda con el mantenimiento de las instalaciones de tu negocio, edificio o vivienda, ponte en contacto con nuestro amable equipo hoy mismo, para obtener más información sobre cómo podemos ayudarte. O si deseas conocer el estado de las instalaciones eléctricas de tu negocio, edificio o vivienda haz click en el botón DIAGNÓSTICO GRATIS y recibe una visita técnica GRATIS para orientarte sobre que acciones tomar en cuanto a tus redes eléctricas.